El Tiempo del alma

giovedì 21 giugno 2018

El retorno de la diosa - Edward C. Whitmont



El ego patriarcal aborrece el cambio y la rendición. Desea que persistan la vida y la conciencia en una perpetuidad inalterada e inalterable. Por eso teme cualquier amenaza a su continuidad. Sin embargo siente deseos,y hasta impulsos,de reprimir y destruir lo que se interpone en el camino de su anhelo y su seguridad.

 El ego patriarcal desea la vida pero crea la muerte y ese mismo mal que teme y niega.

Consideramos malo lo que tememos. Tememos la violencia porque hemos llegado a creer que la vida ha de ser algo ordenado, racional, pacífico y perpetuo.

Tememos el cambio porque nuestro sentido de la identidad personal en el tiempo y en el espacio se apoya en la ilusión de uniformidad, de estabilidad psíquica y de permanencia.

Jung decía: "Nada provoca tanto pánico en los primitivos como lo que se aparta de lo ordinario; se sospecha en seguida que es algo peligroso y hostil. Al hombre civilizado le sucede lo mismo".

El cambio es una amenaza a nuestro estado actual de conciencia y a nuestro sentido de la identidad habitual.Por eso tememos a la muerte, el cambio definitivo, y la consideramos el mayor de los males

.Dionisio, el dios sombrío del cambio, representa esa amenaza.

 Hubo que expulsarlo en nombre del Dios que es Yo soy, el Dios que separó el mal del bien, lo superior de lo inferior. Se perdió con ello la unicidad paradisíaca. Este tema recorre, de un modo u otro, todas las mitologías patriarcales.

Se escindió y rechazó así el abismo creador del suelo maternal, lo femenino o yin.

 El impulso violento y extático que lleva a la muerte y a la destrucción que es parte tan importante del principio yin se negó y se reprimió. El suelo abismal y origen del ser se considera sagrado, peligroso y abrumador, el todo-en-uno. Su atractivo hace que se desee apasionadamente, pero también se le teme porque para la identidad individual, que aflora gradualmente, es un caos terrible. Por eso se necesitaban el tabú y la represión para impedir una fusión regresiva y asegurar el orden y la racionalidad.

Nuestra conciencia racional y un orden social aparentemente viable de respeto a los derechos individuales se han edificado sobre este rechazo de la Madre Oscura y de la violencia dionisíaca.

... El que no sepamos relacionarnos con el aspecto daimónico y transpersonal de la agresividad, tiende a aumentar su demonización.

... La Gran Diosa y su consorte fálico Dionisio representaban un alma del mundo y de su poder intrínseco de destrucción y renovación. Representaban una continuidad de vida y existencia en que nacimiento, amor, agresividad, violencia, destrucción y renacimiento eran como latidos. Hemos perdido de vista este aspecto de la realidad.
En consecuencia, nuestros criterios y nuestra relación con la existencia se han deformado y se han hecho absurdos e irreales.

Cómo y por qué han sido reprimidos lo femenino y lo dionisíaco? Cómo pueden restaurarse? Con qué rituales se podría transformar la violencia y convertirla en afirmación agresiva y en conexión personal? .

O avanzamos o nos quedamos donde estamos

Elevar nuestra conciencia es nuestro compromiso con la vida.


 En el proceso de nuestra evolución consciente no podemos retroceder,  es imposible el retroceso. Aquello que ya fue experimentado no puede ser cancelado pues  siempre ofreció una nueva información que solo direcciona hacia adelante.

Cuando resistimos este impulso de la conciencia nos detenemos y nuestro patrón vibratorio se densifica. Una imagen representa con claridad el camino resistencial  “el hundimiento  por el propio peso de estar parado en el mismo lugar”.

La conciencia que no se moviliza  organizan un sin fin de experiencias que repiten, en distintas formas, un mismo patrón que las sostienen en su estancamiento.


Es urgente que seamos responsables en un auténtico examen autoindagatorio.

martedì 19 giugno 2018

Carl G. Jung - El Ego : el lado consciente de la personalidad



 Carol S. Pearson: El Ego: envoltura del alma

"Aunque el Ego  ha sido considerado con frecuencia el enemigo del Alma, en realidad contribuye a crear y mantener nuestros límites, nuestros sentido de dónde terminamos nosotros y comienzan los demás. Esta fuerza nos ayuda a abrirnos a la visión espiritual.
Cuando está adecuadamente desarrollado. el Ego crece, pero luego se vacía, convirtiéndose en una envoltura para alojar al Alma sin que nos amenace un colapso mental, emocional o físico por falta de lugar donde ponerla.
Un enfrentamiento con el inconsciente o con lo transpersonal puede resquebrajar un Ego que no está adecuadamente desarrollado y conducir a la psicosis."

venerdì 25 maggio 2018

lunedì 5 marzo 2018

ITINERARIO DEL ALMA - Parte 1

El camino parte del Misterio llamado Dios, donde no existe el tiempo ni el espacio, ni la separatividad, ni la existencia. El alma inicia su viaje desde los planos de la Luz purísima. Desde el inicio de su travesía el alma se halla fuertemente ligada con el Origen, incluso durante su experiencia en el mundo material, ese vinculo primordial permanece grabado en sus profundidades.
El camino parte de Dios para volver nuevamente a El. El final del viaje es el retorno consciente a Dios.Es precisamente ese vinculo original el que permanentemente la atrae como un imán hacia la Fuente.
Desde el más puro Misterio siente el impulso de experimentar la creación, y es por ello que surge su manifestación en el mundo de la forma.Es la experiencia vital del alma encarnada.
Lo maravilloso de su travesía y lo que da sentido a su viaje es finalmente descubrir su verdadera identidad. Para que el Ser alcance el desarrollo pleno de su conciencia es necesario que atraviese innumerables experiencias vitales.
Lo experimentado por el alma a través de sus encarnaciones esta guiado por la Conciencia Superior.Desde los reinos superiores se preparan los acontecimientos a ser vividos que resultan útiles para el desarrollo de la conciencia. Cada experiencia contribuye a este desarrollo.
El alma en su descenso a la materia va conociendo la densidad y si bien se va alejando de la claridad de lo luminoso se acerca a experimentar la vida.
El alma va atravesando distintos planos hasta completar el proceso de encarnación. El pasaje del estado de energía al estado de materia hace que disminuyan aun más las vibraciones de su conciencia. Cabe señalar que la metáfora de que el alma bebe en el río del olvido antes de encarnar en forma física significa que, cuando penetra en la atmosfera terrestre y disminuyen sus vibraciones se desconecta de lo ya aprendido.
Cuando la atmosfera es muy densa y el vehiculo en el que se encuentra también, sufre a causa del oscurecimiento que la mantiene en una sensación de desconexión. Se siente perdida y adormecida, la atmosfera densa y oscura la desvitaliza. Por ello cuando la persona vibra en niveles bajos de conciencia todos sus vehículos tienen una mayor densidad y el alma se ve muy dificultada en su expresión.
El alma sufre la reclusión y las limitaciones de la vida terrenal. Cuando el alma está encarnada la densidad misma de la materia no le permite transmitir todas sus sensaciones.La imagen que puede representar este estado del alma es el de sentirse cautiva.Densas capas energéticas la mantienen en una sensación de aislamiento de su verdadero hogar, lugar de nacimiento y morada definitiva.
 Lic.Annamaria Saracco.

domenica 4 marzo 2018

Omraam Mikhaël Aïvanhov



“El que decide emprender un trabajo espiritual debe comprender que este trabajo afecta a una materia extremadamente sutil que escapa a todos nuestros medios habituales de investigación. Pero los resultados que se pueden obtener en el plano espiritual son tan reales como los que se pueden obtener en el plano físico.

 Ustedes desencadenan fuerzas, orientan corrientes o iluminan conciencias en el plano espiritual de una forma tan real como pueden aserrar madera o preparar una sopa en el plano material. Un día u otro los resultados estarán ahí, pero primero se producen en los planos sutiles.

 El que no conoce estas leyes espera ver enseguida los resultados de su trabajo interior. Como no ve llegar nada, se decepciona y esta decepción puede llevarlo a destruir lo que ya ha construido. Pero ustedes, ahora, lo saben, y ya no se desanimarán.”

sabato 3 marzo 2018

ITINERARIO DEL ALMA - Parte 2

El anhelo del alma

El alma ansía la comunión con el Ser y con sus hermanos, ansía la experiencia de unidad con todo lo que existe.
El alma en su periodo de encarnación experimenta la urgente necesidad de sentirse conectada a la fuente de luz que le dio la vida.Los místicos afirman que el alma no descansa hasta que encuentra a Dios.
La Dra Frances Vaughan describe en su libro” sombras de lo Sagrado" las visiones de Hildegard Von Bingen respecto al alma. "..... Una esfera de fuego que desciende a través de un chorro de energía luminosa dorada desde la divinidad de incontables ojos cuya omnipenetrante visión se difunde en las cuatro direcciones hasta los confines de la Tierra”. Y así explica Vaughan:"según esto, el alma desciende desde su morada luminosa para animar al cuerpo humano..... el alma es concebida como una substancia etérea que nutre al cuerpo y que fluye a través de él como la savia a través del árbol".
Se habla del alma inmortal que está en un camino de desarrollo y que existen seres de luz que actúan como maestros, guías, acompañantes, quienes la sirven en su proceso de evolución.
Este proceso la coloca finalmente ante el reconocimiento de su origen divino. La sitúa frente a la presencia divina de la cual proviene y ante la cual se presentará en luz completa, con conciencia plena de pertenencia absoluta al Todo y en todos.
El alma va descubriendo la intención por la cual ha sido creada, se reconoce engendrada desde el Amor de Dios, sabiéndose manifestación del Espíritu Divino.
Siguiendo a la Dra Vaughan: "el alma que despierta a su verdadera naturaleza como Espíritu devienen una con lo Divino y goza de la luminosidad de su resplandor esencial. Y, entonces, Dios deja de ser concebido a imagen del ser humano y es experimentado como la Fuente creativa, infinita y eterna, de todo ser."
Hablamos de anhelo del alma.....la energía del alma es la pasión. Cuando hablamos de poner el alma estamos diciendo que somos apasionados en lo que hacemos.
El alma quiere experimentar, le apasiona las experiencias. En su anhelos busca sumergirse en todo tipo de experiencias. Ama nutrirse de todas ellas
desde el sumergirse en la profunda oscuridad hasta elevarse a los reinos de luz. También su anhelo es la soledad, la tranquilidad.... La movilidad y los viajes son parte de sus anhelos.
El alma se colma de vivencias ..... de experiencias.
Ella siempre está presente pero se hace consciente cuando somos capaces de prestarle atención. El alma siempre va a reclamar nuestra atención, es parte del camino de la conciencia. Y para hacerlo utiliza todas las formas posibles. La presencia del dolor en nuestras vidas puede muy claramente ser la llamada del alma. Cuando la conciencia va despertando voluntariamente se dispone a escuchar la voz del alma. Tenemos que ir desarrollando una cualidad receptiva para percibir sus vibraciones. Aunque el alma nos habla en muy diversos modos y a veces no tan sutiles. Puede ocurrir que nos sacuda con un grito de dolor en señal de un rápido despertar.
El estado de insatisfacción puede revelarse como una necesidad de reconocimiento de la desconexión con el alma. La conciencia del alma permite al Ser la posibilidad de ejercitar la via de la intuición y seguir su guía.
Cuando el alma despierta la presencia del Espíritu se hace consciente.Respetemos al alma que viene a experimentar la creación divina. Respetemos los vehículos que utiliza para tal misión. Reconozcamos su origen celeste y la llama de amor que le dio vida.
 Lic. Annamaria Saracco

giovedì 22 febbraio 2018